Costa de Marfil, lejos y cerca del cielo

¿Para que votar en unas elecciones si el candidato que yo elijo sale ganador pero no se le permite gobernar? Eso es lo que se preguntan miles de marfileños tras el sonoro pucherazo de su otra vez presidente Laurent Gbagbo, cuando en realidad su puesto debería ocuparlo el auténtico ganador de los comicios del pasado domingo, Alassane Outtara, reconocido por Obama, Sarkozy y la ONU como justo vencedor. En algunos sitios, la democracia solo se acepta si es en beneficio propio.

Costa de Marfil se encuentra en África y limita al oeste con Liberia y Guinea; al norte con Mali y y Burkina-Fasso; al este con Ghana y al sur con el oceáno Atlántico y el Golfo de Guinea. Aunque su capital es Yamussucro, la ciudad, la urbe más importante del país (y de toda la región) es Abidjan. Abidjan fue pasto de la delicuencia hasta 1951 cuando los franceses (el país fue una colonia francesa) terminaron la construcción del canal Vridi, que une la laguna de Abidjan con el oceáno Atlántico. Desde entonces, la ciudad ha ido creciendo y ahora es una metrópoli de casi 4 millones de habitantes.

Mapa de Costa de Marfil // Fuente: Guíamundialdeviajes.com

Como dije antes, Costa de Marfil fue una colonia francesa, desde 1893 hasta 1960. Félix Houphouët-Boigny fue el principal artífice de la independencia marfileña. En 1944 fundó el Sindicato Agrícola Africano para luchar por los derechos de los hacendores africanos frente al de los franceses. Su ascenso fue imparable, hasta llegar a convertirse en el primer presidente del país libre. En 1993 Houphouët murió y le sucedió Henri Konan Bédié hasta 1999 con el golpe de estado. En 2000 se celebraron unas elecciones un tanto accidentadas que ganó Laurent Gbagbo. Y en 2002 llegó el horror en forma de guerra civil que duró hasta 2003.

El país es el mayor exportador de cacao del mundo y también lo es, pero en menor medida, de café, algodón, plátano, piña y caña de azúcar. Pero no todo lo exportan, ya que tienen una gastronomía riquisima, como demuestran dos de sus platos más populares: el attiéke y el aloco.

El attiéke es mandioca rallada, como cuscus y se come con los dedos, como casi todas las comidas de la zona. El aloco es un plátano maduro en aceite de palma aliñado con cebollas al vapor y chile que se coma sola o con pescado. Estos alimentos se pueden degustar en un maquis, un restaurante callejero.

Como curiosidad, el país cuenta con la catedral más grande del mundo, como la Notre Dame de la Paix, en la capital, que figura en el Libro Records de los Guinnes como la más grande superando a la Basílica de San Pedro. Este hecho es muy sorprendente ya que sólo el 12% de la población es católica. Un gasto excesivo para un país que tiene necesidades más importantes.

Notre Dame de la Paix // Fuente: Structurae

Fuentes (y más información): GeoPlaneta, Aldeas Infantiles Sos y Tixik.com

Anuncios